Vinos que enamoran

vinos que enamoran

Vinos que enamoran para San Valentín

Se acerca la fecha más romántica del año, San Valentín, ocasión perfecta para que los enamorados descorchen una botella de vino. Y los que no lo estén también porque siempre es buen momento para brindar.

El vino tinto ha sido utilizado durante miles de años como afrodisíaco, no hay ninguna duda de que el vino ayuda a desatar la pasión. Para esta ocasión, hemos escogido tres vinos que nos evocan romanticismo y  amor.

Ladrón de Lunas. Tinto. Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Bobal.

vinos que enamoran_1

Vino Ladrón de Lunas

Cata: Intenso picota con ribetes rubíes. De capa bien cubierta y limpio. Elegantes aromas minerales y frutos rojos que se abre a tabaco y café. Plenitud en boca, cálido y sabroso. Frutas maduras con toques silvestres.

¿Por qué nos enamora? Por la historia que hay detrás de su nombre y por su presentación en una bonita botella, ideal para regalar. Para quien no conozca la historia os la relatamos a continuación:

“1830, Requena. Andrés, terrateniente al que todos llamaban el Marqués, tenía un hijo de 17 años llamado Nicolás. Nicolás estaba enamorado de la hija del alcalde, de tendencias políticas opuestas a las del marqués, por lo que el padre le había prohibido verla. Aún así, Nicolás salía en las noches cerradas a visitar a su querida. Enfundado con una capa para que no le reconocieran recorría las desiertas y oscuras calles de la villa. Alguien le vio pasar y se corrió la voz de que las noches en las que no había luna se aparecía un fantasma a robar el alma al desdichado que saliese de su casa.

Por aquella época el marqués y su hijo discutían por unos asuntos de viñas. El marqués vendía toda su cosecha a un bodeguero que elaboraba grandes cantidades de vino, y Nicolás pensaba que debían elaborar el suyo propio. Nicolás había cursado estudios de enología y había aprendido en Burdeos todos los secretos del vino. Estaba convencido de que elaborando la uva que sus campos producían conseguiría un vino que sería la envidia de la comarca. Así que comenzó a excavar bajo su casa una bodega en la que comenzó a elaborar su propio vino a escondidas. Para ello, tuvo que vendimiar los mejores campos de su padre las noches sin luna, ya que nadie se atrevía a salir.

Debido a estos robos, el fantasma de las noches sin luna pasó a conocerse como el fantasma ladrón de lunas. El marqués, que no soportaba ser la víctima de los robos y convencido de que era una argucia del alcalde, organizó una batida con los hombres de su casa. La siguiente noche sin luna se aposentaron equipados con trabucos en una esquina llamada del ángel. Esa misma noche, Nicolás saldría al encuentro de su amada y ya no volvería. Enfundado en su capa, salió de la bodega y giró la esquina que encara a la calle del ángel.

Cuando al marqués le contaron la noticia se le partió el corazón y se enclaustró en su cuarto. Después de veinte días le informaron del descubrimiento de una bodega excavada bajo la casa de su hijo. Solo en ese momento sintió ganas de salir y fue a verla. Allí encontró doce tinajas de barro de dos metros de altura, dentro de las cuales estaba el mejor vino que jamás había probado. Desde entonces prometió seguir vendimiando sus viñedos las noches sin luna y elaborar él mismo la uva así recogida, y durante cinco generaciones así se ha hecho, llamando al vino como llamaron a su creador Nicolás, el  ladrón de lunas.”

Pasión de bobal. Tinto Bobal 100%

vinos que enamoran_2

Vino Pasión de Bobal

Cata: Color rojo picota de capa alta y ribete violáceo. Nariz con buena fruta roja y negra como las fresas, frambuesas, cassis muy bien llevada por un acompañamiento de cremosos y ligeros tostados de la barrica, algún toque especiado y algo de regaliz. Paso en boca muy sabroso, afrutado, de taninos esféricos, buena acidez y ligeros toques de vainilla, humo y tostados. Un vino con garra dentro de su equilibrio.

Este vino tiene su origen en viñedos de más de 60 años. Vendimia en cajas a finales de octubre con una selección de racimos a la entrada en bodega. Larga y peculiar elaboración con fases de maceración pre-fermentativa en frío y breve fermentación alcohólica a bajas temperaturas. Tras esta etapa el vino realiza la fermentación maloláctica en barrica 100% roble francés de primer uso y envejece en ella hasta los 6 meses.

Nos encanta el nombre, el diseño y la presentación de este vino, desde la forma de la botella hasta su etiqueta. Ideal para regalar.

Beso de Rechenna. Tinto Bobal 100%

vinos que enamoran_3

Vino Beso de Rechenna

Cata: Este vino presenta un color rojo rubí brillante acompañado por aromas a fruta negra, vainilla tabaco y algo balsámico. Entra bien en boca, redondo, de cuerpo medio, fresco y con taninos balanceados y un final alargado con toques de madera.

Nos encanta su gran etiqueta a dos columnas. En ella aparece el logotipo de estilo mozárabe y una leyenda medieval relacionada con el vino y el beso. Este es el texto que aparece:

“La leyenda del vino mozárabe. A principios del siglo XIII, en plena ocupación árabe de Requena, aparece la leyenda de la Dama Sol. Heredera de una familia mozárabe (cristianos que residían en tierras musulmanas) que había mantenido la tradición de vino elaborándolo (debido a la prohibición) en cuevas secretas subterráneas. Sus extensos viñedos les daban categoría de aristocracia rural y siendo la doncella bellísima nadie en toda la comarca tenía un aspecto más noble. Pero los rumores de que en Requena se producía más que uva de mesa y pasas, alertaron al rey almohade de Valencia, que envió a unos de sus mejores caballeros con sus tropas para que erradicara la producción de vino. A ese joven caballero le llamaban Caballero de la Media Luna. Llegado a Requena supo de la Dama Sol y quiso conocerla. Cuando los ojos del caballero de la Media Luna se encontraron con los azules de la Dama Sol, se produjo una fascinación inmediata y olvidándose de sus órdenes represoras, quiso cortejarla como un trovador más. Ella, conociendo el triste deber del caballero, empezó a sentir que su corazón se partía entre el amor por su tierra, su tradición y su familia y el amor al apuesto joven. Y cuando llegó el momento en que el caballero pidió un beso a su dama, ésta repuso: “No probaréis mis labios, sin antes probar el vino”

Y así, en un atardecer en el que la media luna se elevaba al caer el sol, él probó por primera vez el vino y la dama el amor…”

Y hasta aquí nuestra selección para este San Valentín 2015. ¿Alguna sugerencia más sobre los vinos que os enamoran?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *