Cómo decantar un vino

La primera pregunta a la que debemos contestar es: ¿se decantan todos los vinos?. La respuesta es clara: no es necesario, ni conveniente, decantar todos los vinos. Entonces, ¿qué vinos decantamos?

Se suelen decantar los vinos viejos que llevan mucho tiempo en botella o con tendencia a desarrollar posos, los tintos jóvenes muy astringentes, los vinos muy concentrados a causa de una vinificación tradicional…

 

Para decantar un vino es aconsejable tener un decantador

Para decantar un vino es aconsejable tener un decantador

¿Para qué sirve decantar los vinos?

Decantar tiene básicamente tres funciones:

  • La primera es eliminar posos o restos del corcho. Estos sedimentos son el resultado de los pigmentos del vino. Son algo natural y que se forma en el proceso de envejecimiento del color y el tanino del vino.
  • La segunda, oxigenar y que así afloren los aromas. Cuando los vinos se dejan en barricas o botellas durante largas temporadas, los sabores de los taninos se reducen y se concentran al estar privados del oxígeno y al estar en un lugar aislado. Al decantar, liberas esos aromas, lo mismo que cuando se mueve la copa.
  • Y la tercera, que el vino tome la temperatura adecuada para su consumo.

¿En qué momento hay que decantar los vinos?

Aunque según el tipo de vino hay quien aconseja distintos tiempos, como norma general, se debe decantar en el momento de consumo para que el vino no pierda su vitalidad y frescura.

Sólo en los vinos a los que se debe suavizar un defecto (reducción, exceso de CO2…) es justificable una decantación anticipada con un amplio contacto con el aire. El oxígeno hace que el vino se oxide y evolucione rápidamente. Esto hace que pierda sabor y aromas en unos días, se disipa el alcohol. Una vez decantado, hay que consumir el vino en unas cuantas horas.

¿Cómo se decanta un vino?

Se ha de llevar la botella a la mesa en la misma posición que ocupaba en la bodega (horizontal) y con delicadeza (para esta tarea es muy útil las cestas para decantar, aunque es opcional). También es posible colocar verticalmente la botella un par de días antes de su servicio y decantar directamente la botella. Seguiremos los siguientes pasos:

  • cortar la cápsula por debajo del gollete.
  • limpiar el cuello de la botella con un paño o servilleta.
  • descorchar en esa posición, sin mover la botella.
  • tomar con una mano la botella, con la otra el decantador y verter el vino hasta ver llegar el poso. En ese momento se para la operación.

Es conveniente trasvasar el vino con cuidado, haciéndolo resbalar lentamente por las paredes del decantador.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *